Entrar

viernes, 29 de abril de 2016



A raíz de un torneo muy gris en lo deportivo y administrativo, combinado con una sustancial mejora de la Universidad de El Salvador en la segunda mitad del campeonato, terminaron por dictar la suerte del Atlético Marte en la Liga Pepsi 2016. Se consumó la relegación del equipo bandera a la Liga de Ascenso, a falta de dos fechas en el torneo.

El descenso del equipo carabinero no se pudo dar de forma más estrepitosa, ya que se combinaron todos los resultados necesarios para el fatal desenlace: Marte perdió en la casa del Pasaquina por marcador de 4-1, en un partido en el que terminaron por segunda fecha seguida con un jugador expulsado.

Por su parte la Universidad de El Salvador, rival directo del Marte en la lucha por no descender, hizo su mejor juego en todo el campeonato y apabulló al Sonsonate con marcador de 4-0. Estos resultados hacen matemáticamente imposible para el Marte evitar el descenso.

El paso de los marcianos por la Liga Pepsi fue uno particularmente penoso: Luego de solo un punto obtenido en las primeras seis fechas, la directiva decide despedir al entrenador Douglas Vidal Jiménez, tan solo minutos después de concluir un partido que terminó en derrota frente a la Universidad de El Salvador.

Llegaría la oportunidad para Juan Andrés Sarulyte de dirigir a los marcianos, pero luego de un humillante 6-1 ante Alianza y hacer poco por dejar el último lugar de la tabla, sería despachado en marzo para darle cabida a Efraín Burgos.

Marte terminará este torneo como el único equipo con múltiples cambios de técnico y firmando su segundo descenso seguido, luego que para el Apertura 2015, luego de perder la categoría en lo deportivo, fueran favorecidos en lo administrativo cuando se amplía la Liga Mayor de 10 a 12 equipos.

El exseleccionado nacional del mundial España 1982 y símbolo del Atlético Marte, Norberto “el pájaro” Huezo, lamentó la situación del conjunto bandera, la cual achacó a la falta de inversión de la directiva en el equipo, al quedarse con la base de los jugadores que perdieron la categoría en el 2015.

Además cuestionó que a los jugadores les hizo falta carácter para afrontar la apremiante situación: “No es lo mismo cuando los jugadores están involucrados con su camiseta. No creo que alguien venga y le invierta al equipo”, valoró.

lunes, 25 de abril de 2016



Alianza goleó a un Atlético Marte cuyo fuelle solamente le duró la primera mitad; para el segundo tiempo llegó a regalarse y para colmo de males quedó con diez hombres por tonta expulsión de Olivier Ayala.

El primer tiempo fue equilibrado, ambos equipos se alternaron el dominio para protagonizar un primer tiempo entretenido.

Marte mientras está cero a cero es capaz de hilvanar buenas jugadas pero solamente hace falta un gol en contra para que el equipo se caiga anímicamente y quede a expensas del rival. Ayer sus jugadores dieron una muestra de ello y parece que no tienen conciencia de que se están jugando la categoría y hacen las cosas sin ponerle empeño y con una parsimonia que da pena. Ese no es el Marte o al menos esos jugadores no representan una divisa digna de mejores elementos pues ni siquiera muestran amor propio. No obstante la primera parte quedó empatada a cero goles y daba la sensación de que un gol a su favor podría estimular un poco a los azules, pero fue al revés.

Se jugaban 46 minutos cuando Alianza abrió el marcador, resultaba esperado como que si los jugadores azules habían ido a dormir al camerino y prolongaba la modorra en la cancha.

Así el colombiano Óscar Guerrero aprovechó un centro pasado desde la banda derecha y sin marca abrió la cuenta. Marte pudo empatar pero Cristian Gil Mosquero no quiso hacerlo, se encontró con una pelota atrasada y con la mayor apatía hizo el remate a la manos del arquero. Posteriormente Olivier Ayala se hizo expulsar para dejar a su equipo en inferioridad de condiciones, así lo dejaba listo para la goleada.
Alianza siguió llegando una y otra vez y solamente por la falta de definición no caía el tercero, pero a los 69 minutos Herbert Sosa se encontró una pelota dentro del área y de zurda la clavó en el segundo palo.
A estas alturas a los jugadores del Marte les importaba poco su suerte y jugaban a lo que salía.
Así llegó el tercer gol cuando el colombiano Oscar Guerrero fue habilitado, Manuel López lo fue a marcar de manera tan ingenua que le hizo un sombrerito y antes de que cayera la pelota remató para fusilar a Salinas. Pero faltaba el cuarto gol de Herbert Sosa ante la indolencia de los defensas marcianos, que contemplaron como colocaba la pelota en el segundo palo.
Solamente faltó que se apartaran.
El estratega de Atlético Marte, Efraín Burgos, habló en frío luego de la derrota por 4-0 ante Alianza, por la fecha 19 del Clausura 2016. El entrenador nacional aún no tira la toalla en cuanto a la permanencia en la categoría, pero trajo a cuenta que los problemas que pasan los carabineros en este momento son responsabilidad de sus antecesores en el banquillo.


"Ahora estamos cosechando el resultado de las decisiones tomadas anteriormente por mis antecesores; el que formó el equipo y el que lo dirigió después. No se hizo lo suficiente ni lo necesario"', apuntó Burgos.


Carlos "Cacho" Meléndez, Douglas Vidal Jiménez y Juan Andrés Sarulyte se hicieron cargo del plante crabinero antes que él a lo largo de los dos torneos. El equipo es último en la tabla acumulada con 32 puntos y sigue a cinco de distancia del UES a falta de nueve puntos en disputa.


Pese a tener un panorama complicado, Burgos pretende hacer un buen juego en Pasaquina este miércoles. Confía en que el plantel escarlata puede tropezar ante Sonsonate para seguir con aspiraciones. "'Cada partido para nosotros es difícil y se torna como una final. Vamos a pasar la pagina ya de lo que pasó ante Alianza y desde esta tarde comenzamos a pensar en Pasaquina", apuntó el estratega.


Dos golpes bajos


Burgos cree que ante el Alianza, el plantel bandera se vio afectado por el tanto que marcó el colombiano Óscar Guerrero en los primeros minutos del segundo tiempo y por la expulsión de Olivier Ayala, tras la falta cometida a Juan Carlos Portillo, volante albo.


"Fueron dos golpes sicológicos que nos afectaron mucho. Eso nos afectó en el juego. Pese a eso, tuvimos la opción de empatar con Gil Mosquera, pero no pudimos. Yo he jugado para ganar todos los partidos y contra Pasaquina no será la excepción. Pasaquina va a estar con ánimos altos, porque viene de ganarle a FAS en Santa Ana, pero en el caso de Efraín Burgos nunca va a bajar los brazos", apuntó el entrenador del plantel carabinero.
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!