domingo, 5 de septiembre de 2010

La canción de The King Flyp, El Abandonado, sonó en el estadio Correcaminos como un presagio de lo que la afición le hizo al Vista Hermosa (pues nunca llegaron a apoyarlo), a pesar de que llegaba urgido de tres puntos en casa y que terminó consiguiéndolos más por orgullo que por buen fútbol.

El 2-1 de los Correcaminos no se traduce en que fueron mejor que Marte, pero al menos fueron menos malos, más incisivos y afortunados.

El juego comenzó con dos chispazos que se desvanecieron pronto. Al minuto 3, John Castillo quedó solo frente al portero marciano Diego Cuéllar, pero este último ganó el duelo y con un manotazo envió la pelota a un costado. Un minuto después se la volvió a perder el colombiano.

Al 7', Marte avisó que iba por el resultado con un cabezazo de Juan Carlos Melgar que no pasó de un mero susto.

Pero las emociones terminaron ahí y dieron paso al tedio, al juego enredado, a las imprecisiones y al fútbol de media cancha.

El juego, en parte por las pésimas condiciones de la cancha, no ofrecía emociones y los equipos se empecinaban en no merecer el gol. Pero al 26', un centro a segundo poste marciano combinado con una mala cobertura defensiva permitieron que "el Morro" Hernández y Arsenio Rodríguez se elevaran sin marca para que el último mandara la pelota a la red con un cabezazo sin mucha fuerza. Era el 1-0 goterense.

Pero antes de que terminara la celebración, apenas un minuto después, el lodo de la cancha le jugó a favor a Marte. En un rechazo defensivo del Vista, el balón se quedó atascado a la orilla del área y Alcides Bandera solo tuvo que disparar a marco para decretar el empate transitorio con un pelotazo a media altura haciendo infructuoso el vuelo de González.

Después de los goles, el juego tuvo sus mejores cinco minutos, con un tiro de Emerson Velis, para Marte, y la respuesta de Alfonso Perla para los locales. De ahí, el letargo duró hasta buena parte del segundo tiempo.

En el complemento, Marte comenzó a atacar por la banda izquierda, donde Gilberto Baires y Ricardo Orellana, ambos entrados de cambio, crearon algunas ocasiones que los delanteros fueron incapaces de convertir en gol.

Y como quien no hace los goles los ve hacer, cuando Marte lucía más peligroso llegó un cabezazo de Castillo que pegó en la base del poste derecho de Cuéllar y que, ante la expectativa de todos, bordeó la línea de gol hasta el poste opuesto, cuando un defensor marciano la envió al tiro de esquina. Era el minuto 87.

Un minuto después, en el cobro de esquina, el balón fue rechazado y quedó suelto dentro del área, lo que aprovechó Juan José Ferrera para enviarla al fondo y regalarle a su equipo un triunfo tan sufrido como injusto por lo visto dentro del terreno de juego.

Con el resultado, Vista Hermosa llegó al tercer puesto, con ocho puntos, empatado con Once Municipal, al que deberá enfrentar de visita en la próxima fecha.

Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!