lunes, 1 de noviembre de 2010




Julio llegó de La Habana, Cuba, hace cuatro años y medio. Su vida no ha sido fácil. Cuando tenia cinco años, sus padres se separaron y siguieron sus vidas aparte; pero dejaron a Julio viviendo solo con su abuela.

El sueño del fútbol

El sufrió mucho por la ausencia de sus progenitores y es pidió que se reunieran, pero todo fue en vano. Hoy su padre vive en España y su madre en la Florida, y él mantiene poco contacto con ellos.


Varias cosas lo obligaron a irse de Cuba cuando tenía 17 años: Su querida abuela llegaba a una edad bastante adulta y ya no podía cuidar de el. Además Julio quería evitar el servicio militar y también desarrollarse mas como futbolista.

Fue entonces cuando mediante la visa de inmigrante del esposo de su mamá, el logró llegar a Miami, donde tuvo que trabajar de noche y hasta dormir en un carro. A veces pensó en regresar a Cuba

Solo el fútbol lo mantenía con esperanzas, y aunque paso un año y medio sin jugar, buscaba mantenerse en forma. El confiesa que le ha pedido a Dios más por su fútbol que por su familia.

Luego de varios años duros, Julio consiguió trabajar como instructor en una academia de fútbol donde ahora también vive. Espera que El Juego Supremo lo ayude a cumplir su meta de jugar profesionalmente.

Nombre: Julio César Maya Cruz
Edad : 23
Ciudad de Origen: La Habana, Cuba
Posicion de Juego: Delantero
Equipo: Club Deportivo Atletico Marte 2010.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!