viernes, 25 de mayo de 2012





Cuando llegó al Marte en 1976, Norberto Huezo iba con las intenciones de sobresalir y sacar provecho de la estabilidad económica del equipo. Los militares habían hecho del cuadro marciano una institución con solvencia en sus salarios. Esto provocó la conformación de grandes plantillas y ser considerados siempre favoritos en la pelea por los campeonatos.

“En cada puesto había dos o tres jugadores. Era difícil ganarse la titularidad”, comentó el popular ‘Pajaro’. Entre los nacionales, hubo nombres como los de Omar Barillas, José Luis Rugamas, Miguel González y Ramón Fagoaga. Como refuerzos extranjeros estuvieron Carlos ‘el Nene’ Escalante y Alfredo Di Baggio.

Destacar en esta pléyade de futbolistas era elogiabe, esto lo consiguió Norberto Huezo a base de buena técnica e inteligencia para manejar el medio campo. “Era un equipo de tradición, formado por excelentes jugadores nacionales y extranjeros”, dijo. El fruto de su esfuerzo lo obtuvo en la temporada 1979-80. ‘El Pájaro’ conseguía su primer campeonato con Marte, el sexto en su historia.

Huezo era el típico líder. De los que ahora no se encuentran en ningún lado del fútbol mayor. De semblante serio. Sobre el terreno hacía lo que debía. Hablaba poco y sus mejores expresiones eran con el balón.
Y cuando iba tras o con el balón, normalmente ya iba enfilando su mirada al compañero, no al horizonte y menos cabizbajo. Siempre iba observando a su colega mejor posicionado en pos del ataque.

Así es como se recuerda el paso de Norberto “el Pajarito” Huezo en el fútbol nacional. Su condición de auténtico 10 fue adoptada, según él, de forma natural y solamente supo mantenerla al impregnarle un poco de carácter, sacrificio y seriedad.
Eso lo llevó a pisar campos de España –cuatro años–, México, Costa Rica y Guatemala.
En tierras ticas, con el Herediano, consiguió su segundo campeonato en una liga nacional. Aquí se coronó con el Atlético Marte en 1985.

Ahora, muchos años después de ese Mundial, quizá su mejor momento futbolístico, “el Pajarito” dice que no le gusta ser considerado como el mejor 10 de la época y menos que se le diga que ha sido el último que hizo grande al 10.

Creativo, inteligente, líder y por supuesto altamente técnico, de entre otras cualidades dignas de ese rol tan importante en un equipo de 11 futbolistas... por hoy extinguida.

Nombre 
José Norberto Huezo Montoya 
Apodo "Pajarito" 
Nacimiento 6 de junio de 1956 San Salvador, El Salvador 
Posición centrocampista 
Año del debut 1975 
Club del debut CD Universidad de El Salvador 
Año del retiro 1993 
Club del retiro CD FAS 


José Norberto Huezo Montoya (San Salvador, 6 de junio de 1956) es un ex futbolista salvadoreño. Su carrera comprende una copa mundial de fútbol, y participaciones en ligas extranjeras. En el terreno de juego se desempeñó como mediocampista. Como técnico ha dirigido selecciones nacionales juveniles salvadoreñas.

En la Primera División de El Salvador, Huezo jugó para los equipos CD Universidad de El Salvador (1974) y Antel (1975) donde fue compañero de Jorge González.1 2 En 1976 militó en CD Atlético Marte y, después de haber tenido un paso por el fútbol mexicano con CF Monterrey en 1977, retornó nuevamente al cuadro marciano entre 1978 a 1981, año que se coronó campeón de la liga salvadoreña.

Tras su participación en el mundial de España 1982, formó parte de los equipos españoles Cartagena FC (1982), CF Palencia (1982-1983) y Valencia CF (1983-1985). Otra vez regresó a El Salvador donde consiguió su segundo título con Atlético Marte en 1985. El siguiente año partió hacia Costa Rica donde prestó sus servicios a CS Herediano (1986 a 1987), equipo con el que consiguió otro campeonato.2Posteriormente viajó a Guatemala con Deportivo Jalapa (1988 a 1990) y Deportivo Escuintla (1991-1992). Terminó su carrera en CD FAS en los años 1990.

En la Selección de fútbol de El Salvador, fue parte de tres eliminatorias para la copa del mundo. En las rondas previas para Argentina 1978, jugó en ocho partidos.

 Posteriormente, lograda la clasificación al mundial de España 1982, participó en los tres encuentros de la primera ronda del torneo. 

Finalmente, para México 1986 intervino en dos juegos contra la selección de Honduras en 1985 durante la segunda fase de eliminatorias.3 En total, Huezo marcó dieciséis goles con la selección salvadoreña.4

El auténtico 10

Éstas son las 10 cualidades que, a criterio de ex futbolistas y entrenadores, debe tener un verdadero número 10 en un equipo de fútbol:
Alta capacidad para entender y poner en práctica ideas tácticas
Capacidad para rendir igual en equipos y selecciones
Liderazgo
Creatividad
Carácter para saber controlar momentos difíciles del equipo
Personalidad dentro y fuera del campo
Manejo de los tiempos del juego (la pausa y la velocidad a la vez)
Alta calidad técnica
Buen perfil de llegada por ambas bandas
Buen disparo
¿A qué se debe la falta de verdaderos valores en los equipos de Liga Mayor?

Norberto Huezo: El problema es muy amplio, viene en sí de la escasez de talentos que tiene el país. Y ése es un problema que arrastra la Liga Mayor desde hace muchos años. A la Liga Mayor hoy llega cualquiera.

Si hacemos una selección hombre por hombre, posición por posición, ¿resultaría difícil sacar un equipo con auténticos jugadores para cada puesto?

De hecho así es, es difícil y ello se refleja en las selecciones. En la última Copa de Oro, todos pasaron desapercibidos.

Para ser específicos, ¿qué cree que está pasando con la ausencia de verdaderos líderes, números 10 en los equipos?

En el caso especial de los números 10, es más agudo, ya que ese número significa ser el líder, la manija, el que da la pausa, el que pone el ritmo en los partidos, el que impone carácter. O sea, reune condiciones de jugador especial. Y ahora no los hay.

Usted llevó la camisola con el 10 en varios equipos y la selección, ¿pesa llevar ese número?

La verdad significaba mucho, la responsabilidad que tiene ese jugador es muy importante; y eso creo, el talento es lo que hoy está haciendo falta en este país.

Con su experiencia, ¿cuánto tiempo cree que se lleva sin contar con jugadores de gran calidad, que en realidad sean el 10 que llevan en la camisola?

Yo creo que eso no es un secreto para nadie que se mueve en el fútbol, quizá tenemos ya unas dos décadas sin contar con ellos. La clasificación al Mundial del 82 es el mejor referente.

¿Y en las últimas selecciones nacionales?

En la selección no hay nadie que tome la manija. En los equipos se da el mismo fenómeno.

¿No hubo ninguno?

Quizá Mauricio Cienfuegos tuvo su momento, brilló con la selección y sí ha sido profesional, pero tampoco, no sé, no soy quien para decirlo. Tendría que decirlo gente que entiende, ustedes los periodistas, y no me gusta hablar de mí mismo.

¿En su época era difícil ser el 10 del equipo?

No sólo eso, para llegar a Liga Mayor había que pasar tres o cuatro jugadores que estaban en el puesto. Ganarse ese puesto era más difícil. Ahora no, la misma escasez de talentos lo facilita.

Entonces, ¿se ha vuelto casi un vicio ser de la Liga Mayor?

Ahora es más fácil llegar a Liga Mayor. Por ello es que ustedes ven a gente con deficiencias físicas y técnicas en primera división, es increíble.

¿Hasta cuándo cree que la afición pagará para ver este tipo de fútbol?

Hasta que no se tome en serio el trabajo a nivel de las canteras, es ahí donde tenemos que trabajar, con los niños para enriquecerlos en la técnica.

Sólo de ahí pueden surgir los verdaderos talentos.

<bgsound src="Ole_Ole_Ole_Soccer_Song_.mp3"></bgsound>
Sitio de Atletico Ma
Categories:
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!