jueves, 14 de abril de 2011



El conjunto dirigido por el nacional Juan Ramón Paredes fabricó la victoria a base de un buen bloque defensivo y un buen ritmo al momento del desdoble ofensivo.
Así, al minuto 37, Gilberto Baires anotaba el primer gol marciano en una salida rápida de los bombarderos y al minuto 45, Dani Torres ponía el segundo en un balón profundo que rescató sobre la raya final el hondureño Ramón Castillo quien habilitó al goleador.
Para la segunda parte, el técnico albo, el argentino Roberto Gamarra, hizo ingresar al volante zurdo Abrham Amaya buscando más profundidad
al ataque y temprano en el juego, al minuto 49, encontró el descuento por medio de Cristian Castillo.
El partido se hizo muy parejo con un Marte bastante ordenado en defensa y un Alianza que no encontró comodidad y que al final debió aceptar la derrota, la primera bajo la conducción de Gamarra.
En tiempo de reposición el hondureño Ramón Castillo, del Atlético Marte, se fue expulsado por acumulación de tarjetas amarillas.
En la jornada del próximo domingo, el Atlético Marte viaja a Santa Ana para encarar al FAS, mientras que el Alianza recibe al desesperado Once Municipal en el estadio Cuscatlán.



El dios de la guerra ha resucitado. Cuando menos se lo esperaban, Atlético Marte ha vuelto a convertirse en protagonista del fútbol salvadoreño, al dar ayer un paso importantísimo que podría valerle para meterse en semifinales. 


Puso de rodillas al Alianza –lo venció 2-1– y ahora los marcianos dependen solo de sí mismos para alcanzar su hazaña.
Hace mucho tiempo que tres puntos no sabían tan dulce para los marcianos. Los conseguidos ayer le permiten llegar a 24 unidades, ubicarse en la cuarta casilla de la tabla de clasificación y decir que si ganan los dos juegos que le restan a la fase de clasificación, serán semifinalistas.

Los dirigidos por Juan Ramón Paredes hicieron pagar, así, el exceso de confianza albo para encarar el duelo. Tanta fe se tenía Alianza que hasta se dio el lujo de fallar un penalti sobre el primer minuto de juego, cuando Rodolfo Zelaya voló el tiro de 12 pasos. Después esa diana les haría demasiada falta.

Lo que sucedió luego del yerro de Fito fue que los marcianos comenzaron a ganar terreno y comenzaron a acercarse a la portería de Douglas Batres. Sin crear demasiado peligro, los carabineros supieron pegar en el momento oportuno.

Primero Gilberto Baires aprovechó la floja marca alba en una incursión sobre el centro del área y sacó un remate que le botó a Batres antes de cogerlo. Cuando el portero reaccionó tuvo que ir a sacar el balón al fondo de su meta. Y antes de acabar el primer tiempo, una nueva desatención blanca dejó a Danny Torres solo para prender una volea que acabó en el fondo de la red.
Alianza estaba abajo. Debía remar contracorriente y por eso se gastó todo el segundo tiempo como una tromba. Descontó con un gol de Cristian Castillo al '49, pero luego ya no tuvo el sosiego para encontrar la portería marciana. El tiempo fue su peor enemigo y acabó por morir asfixiado entre las marcas marcianas. Al final, acabó ajusticiado, sentenciado a perder su sitio en la tabla, ese mismo que hoy tiene Marte.




Luego de que el árbitro declarara el término del encuentro, el hondureño Ramón Castillo, expulsado en tiempo de reposición, ingresó a la cancha celebrando la victoria. En ese momento, Fito Zelaya pasó cerca de Aníbal Parada, y ante una aparente provocación del aliancista, el capitán marciano reaccionó con enojo pero antes de que se fuera encima de Zelaya fue detenido por sus compañeros, lo que encendió la mecha.`



"Lo que sucedió es que Fito Zelaya agredió verbalmente a (Ramón) Castillo cuando entró a la cancha a celebrar el triunfo. Zelaya salió corriendo porque sabía que había actuado mal y yo intenté ir a reclamarle, pero mis compañeros no me dejaron, pero fue lo mejor para que el hecho no pasara a más", dijo Aníbal Parada.


De inmediato ingresaron jugadores del banquillo y los técnicos del Atlético Marte para evitar el roce con los rivales y para que el percance no pasara a más.


Juan Ramón Paredes, técnico principal de los bombarderos, fue a reclamar a los jugadores albos que defendieron a su compañero que era acusado de mala actitud.


Al final, los técnicos del Atlético Marte prefirieron que las cosas no pasaran a más y se llevaron a sus jugadores y no permitieron que dieran declaraciones a los medios. 


"A nosotros se nos dio la orden de no dar declaraciones para no poner más leña al fuego", agregó Parada quien añadió que "el grupo está contento por la posición que ha alcanzado y como seres humanos que somos estamos ilusionados con una posible clasificación ya que las estadísticas nos dan esa posibilidad".



Los dirigidos por Juan Ramón Paredes llegaron al tercer lugar con 24 puntos, empatados con Águila, y metidos en puestos de semifinales a dos fechas para culminar la fase regular de clasificación.

Alianza mientras tanto, fue relegado al quinto lugar con 23 puntos y ahora tendrá que apelar a las matemáticas hasta lo último, para logar un cupo en la liguilla.

El resultado de anoche fue de sorpresa si se quiere ver así. Nadie imaginaba que Marte le haría cuña a los albos en su camino a semis y terminó dando el campanazo.

El compromiso pintaba para otra noche mágica de los paquidermos. En la mente del aficionado blanco aún estaba presente la goleada de 4-2 ante Águila en la pasada fecha.

Es más, los de casa encontraron al primer minuto de juego un penal a su favor. El zaguero Jaime Medina, botó a Rodolfo Zelaya en el área y Marlon Mejía, sancionó el tiro desde los doce pasos.

Los aficionados aliancistas celebraron a lo grande la pena máxima; sin embargo, “Fito” Zelaya lo desperdició, al mandar el balón a las gradas de sombra norte. Rechifla del respetable y mal augurio para Alianza. Marte volvió a la vida con el perdón del delantero albo. Poco a poco, los bombarderos fueron cortando los circuitos de Alianza en zona media y a los 37’ se produjo el primer gol a su favor.

Gilberto Baires, remató a puerta y Douglas Batres, meta aliancista, falló en la recepción del balón y se le fue al fondo de las redes para el 1-0.

Tras un par de avisos con peligro a la cabaña de Diego Cuéllar, Alianza no pudo encontrar la paridad y tuvo que sufrir el segundo gol de la noche. Esta vez fue Danny Torres, quien con un derechazo de primera intención, puso el balón pegado al poste izquierdo de Batres a un minuto para irse al descanso.

Alianza, a los 49´ minutos, logró el descuento por medio de Christian Castillo, quien levantó el balón sobre el cuerpo de Cuéllar para el tanto de los albos.

Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!