lunes, 18 de febrero de 2013







al minuto 14, “el Emperador” inaugurara la cuenta goleadora de Marte en el torneo, con una zambullida a un centro de Montes, que sorprendió en el pique a Dennis Salinas y entró mansa a la red.

Más con orgullo que con orden, Firpo intentó arremeter contra el arco de Diego Cuéllar –titular por segundo juego al hilo, en detrimento de Javier Gómez–, aunque su única opción en la primera parte fue un cabezazo de Anel repelido por el portero, seguido de un remate a quemarropa de César Vásquez, también bloqueado por el guardameta carabinero.

Como no podía ser de otra manera, también Marte desaprovechó ocasiones de aumentar su ventaja. Al '32, Gonzalo Mazzía probó con un remate cruzado de fuera del área que Salinas alcanzó a raspar con la punta de los dedos del guante para desviar a tiro de esquina. 

Proponía más Marte y estaba más cerca Marte. Empero, se fue al descanso con el 1-0 que sabía a mucho, por el triunfo; pero también sabía a poco, por las ocasiones desaprovechadas. A fin de cuentas, fallar y después lamentar es cuento viejo en ellos.

En efecto, comenzó la segunda mitad y Firpo comenzó a aporrear con más fuerza el arco de Cuéllar. Un primer aviso, sobre el '46, en una jugada en que Anel quedó solo ante el portero, pero sacó un cucharazo desviadísimo del arco.

Con un poco –pero nada más un poco– más que orden que en la primera mitad, Firpo tuvo más chances de acercarse al arco rival. Eso sí, antes que llegara al empate, Marte continuó su rito fatalista y Mario Martínez cabeceó afuera un balón que tenía para haber empujado al fondo, al '64.

Acto seguido, al '69, Firpo encontró las redes. En un centro por izquierda, Anel le ganó la posición a Kenny Lemus y prolongó el balón con un toque suave para dejar tendido a Cuéllar con el balón en el fondo.

En los restantes 20 minutos, “la Rata” Benítez volvió a tirar fuera un cabezazo marciano y Firpo estuvo más cerca de conseguir el segundo con dos oportunidades: primero en una de Martín Mederos que le atinó al poste, solo contra Cuéllar, y luego en una tapada fenomenal del meta a una media vuelta de Medardo Guevara. Era de más, ninguno anotaría y si lo hacía, sería hasta quién sabe cuántos fallos más. Mejor poner fin y empate. 

Catorce disparos a portería y solo dos en el fondo de las redes. ¿Es eso posible? Para los que creen que no, la prueba de que están equivocados es el partido de ayer entre Atlético Marte y Luis Ángel Firpo, que firmaron un empate 1-1 luego de desperdiciar cada uno hasta seis oportunidades de gol ante el arco rival.

¿Cómo pueden dos equipos fallar tanto? En realidad, no es tan difícil: algunas las tiran a los palos, otras las tiran suave, algunas más al cuerpo de los porteros y, por supuesto, los metas también hacen más de alguna salvada de fotografía. Y bueno, de todo eso tuvo el juego entre carabineros y pamperos ayer. En la primera mitad, con la mayoría de fallos de parte del local; y en la segunda, como cortesía de la visita.

Y en ese mismo orden también se repartieron los goles. Los capitalinos, que no habían anotado un solo tanto en el campeonato, desperdiciaron chances con Benítez, Larios y Montes, 

Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!