lunes, 25 de febrero de 2013



Fue un inicio de partido muy tibio, táctico y bastante estratégico, con un trámite lento, por lo seguro que querían manejar el balón ambas escuadras.

Por momentos, los opicanos se vieron dominadores del encuentro, al ir teniendo más presencia en portería rival, de donde provinieron dos tiros de esquina con que incomodó a los marcianos, quienes pudieron quitarse la presión con un disparo de Christopher Ramírez, que se fue sobre la portería visitante.

Juventud estaba mejorando, pero las lesiones terminaron afectando al equipo, obligándolo a realizar dos sustituciones, las cuales no pudieron mantener el ritmo del equipo: José Rodríguez salió al 29’, por Rodrigo Rivera, y Yuvinny Salamanca, al 44’, por Carlos Menjívar.

Durante esas transiciones obligadas, Marte aprovechó para abrir el marcador, sorprendiendo con una jugada colectiva que dejó un balón suelto en el área, que terminó definiendo Edwin “Rata” Benítez, a los 30 minutos (1-0).
Juventud no pudo reaccionar a ese impasse. El equipo perdió profundidad, cayó en imprecisiones y los marcianos pasaron a sostener más la pelota.

Aunque, antes de cerrar el primer tiempo, Juventud tuvo la mejor oportunidad a gol, con un centro de Juan Carlos Portillo, por derecha, al que llegó de cabeza el “Colorado” Reyes, pero el charrúa mandó la pelota sobre la portería.

Ese “perdón” no lo tuvo Marte, que en tiempo de compensación (45+1’) logró anotar su segundo gol, con un balón en profundidad que recibió Christopher Ramírez, quien corrió, controló y definió con mucha potencia, dejando sin reacción al portero.

Cosa de aguantar

El final del primer tiempo vino bien para los opicanos, que a raíz del marcador y las sustituciones tenían mucho que recomponer dentro del parado de la cancha.

El rostro de preocupación del técnico Ramón Sánchez, cuando bajaba a los camerinos para hacer la charla técnica, reflejaba el trabajo que tenía por tratar de salvar el partido, al verse envuelto en el ordenamiento al que se supo aplicar el equipo marciano.

Pero la mejoría que mostró Juventud fue intermitente, mientras que los marcianos se echaron atrás, al contragolpe, dejando solo en punta al argentino Gonzalo Mazzia, quedando un poco más atrás Christopher Ramírez, para recibir balones.

La necesidad de querer conseguir el empate también hizo que los opicanos se descuidaran atrás, por el mismo adelantamiento de líneas, generando algunos espacios que aprovechaban los bombarderos para por lo menos generar peligro.

Entre eso, otra anotación le fue anulada al Marte, en el 65’, tras una descolgada de Gilberto Baires, por derecha, para entrar al área y centralizar con un tiro raso la llegada de Mazzia, quien solo rozó el balón y terminó definiendo Ramírez, pero en posición adelantada. No había concentración en los opicanos, quienes tenían la pelota, pero no las ideas para llegar en ataque.

El descuento en el marcador llegó al 90+3’, cuando Rodrigo Rivera anotó de tiro libre, tras una falta sobre Óscar Cerén al borde del área grande, que dejó sin oportunidad a Cuéllar. La reacción de “Juve” fue muy tardía, el triunfo marciano estaba escrito.


En mente quedó la idea de que Juventud Independiente lograría el liderato del torneo, algo que se pudo considerar histórico. Marte, siendo más práctico, venció (2-1) a los opicanos, logró su primera victoria del certamen y propició la primera caída del “Juve”.




Alineaciones

Atlético Marte: Cuéllar, Melgar, García, Parada, Fernández, Molina, Montes, Benítez, Baires, Ramírez y Larios

Juventud Independiente: Deras, Esnal, Carranza, Alas, Salamanca, Rodríguez, Ó. Cerén, D. Cerén, J.C. Portillo, Reyes, y Campos
Sitio de Atletico Ma
Categories:
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!