miércoles, 13 de febrero de 2013


 ...que hasta ese momento estaban haciendo un gran partido, neutralizando cualquier intento de parte del cuadro visitante por hacer daño.

Antes del gol del Once, hubo cierto dominio de ambos equipos y se veía un panorama parejo dentro de la cancha, el Marte era ecuánime en su función, trataba bien la pelota, defendía bastante bien y aunque los ataques eran escasos, sí mostraba cierto grado de insistencia sobre la cabaña de Yimmy Cuéllar; pero dentro de todo, no estaba siendo trascendente y el Once estaba aprovechando eso para hacer daño, primero fue con Danilo de Oliveira, que envió un remate simplón, pero que exigió a Diego Cuéllar a estirarse para controlarla.

Después de eso se vino otra llegada peligrosa, de Juan Lazo Cruz, que penetró ante la marca de dos defensores y sacó un remate que se fue desviado de la portería. Esa falta de efectividad era la que estaba lamentando el Once Municipal, que empezó a controlar por completo el partido, pero le faltaba ese último trazo que le diera la anotación. Sin embargo, la paciencia fue una de las mayores virtudes de los locales, que a pesar de fallar ocasiones de gol, no se desesperaban y continuaban generando peligro, hasta que finalmente lo lograron.

Corrían 65 minutos cuando los canarios hallaron la vía goleadora, que vino tras una jugada larga, que arrancó con una pelota robada en la mediacancha por Juan Lazo Cruz, que sirvió para Wilson Rugamas, quien vio cómo Danilo de Oliveira se despegaba de la defensa para cabecear; sin embargo,  alcanzó a desviarla, dejándola en perfecta condición para que el recién ingresado Ronald Pimentel la prendiera con potencia y la pusiera lejos del alcance de Diego Cuéllar.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!