viernes, 1 de noviembre de 2013



O como el que armó Hernán Carrasco Vivanco en 1969, que mandó durante dos temporadas seguidas dando cátedra con un fútbol de alta jerarquía. O aquéllos de los años ochenta que completaron las ocho coronas con la capacidad que le brindaban jugadores notables.

Precisamente por la abundancia de equipos compactos que funcionaban con potencia tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo, se hace muy difícil decidir cuál fue el mejor Atlético Marte de la historia. 

Suponemos que para los aficionados marcianos ya veteranos el mejor equipo que vieron fue el de los tres títulos seguidos, el del uniforme carmelita, porque más allá de la calidad con que actuaba hacía nacer el orgullo por el mandato largo dentro del fútbol nacional.

Los aficionados menores pero que también ya pintan canas podrían quedarse con el de 1969, porque ese equipo se manejó brillantemente con el patrón de juego que le inculcó Carrasco Vivanco y el sello de solvencia que le daban jugadores como Ricardo Sepúlveda o Sergio Méndez.

A lo mejor los aficionados que se juntaron con los colores azul y blanco en 1980 se queden con el equipo marciano de esa época, porque fue un conjunto que además de estar formado por jugadores sensacionales supo estampar una huella de funcionamiento brillante. Fue el equipo que sabía quitar la pelota con la hombría de Ramón Fagoaga, sabía arrancar al ataque con la visión de Norberto Huezo, y también sabía poner la pelota adentro con la certeza del “Mandingo” Rivas.


No vamos a negar -porque no se puede cuando hay tantos títulos de por medio- que todos esos equipos marcianos fueron de respeto, y que les caben todos los elogios que se les puedan brindar.

Pero , el mejor equipo marciano que vimos fue aquél que juntó a José Luis Rugamas, Norberto Huezo y al Nene Escalante para conformar un medio campo exquisito. Aquel Atlético Marte que contaba con Alfredo Di Maio, por la derecha. y Miguel González, por la izquierda, para enconrar el gol con mayor facilidad, y que también contaba con un señor arquero: el “Cacho” Meléndez.

Ese equipo, porque en el camino hubo rivales de mucho peso,  fue campeón. Pero lo recordamos porque fue el que mejor llenó nuestras exigencias por un fútbol bien jugado.
Sitio de Atletico Ma
Categories:
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!