lunes, 9 de diciembre de 2013



Fueron palabras de Guillermo Rivera al final del partido, dolido y triste porque no pudieron refrendar con una final todo ese cariño.

Porque Rivera tiene razón. La fanaticada bombardera vivió un despertar en este Apertura 2013. Y es porque el equipo dio motivos para creer, para soñar: Invicto de 17 partidos, fútbol atractivo, figuras jóvenes, remontada posible para la vuelta, y ya en el juego de ayer iban arriba 2-0...

Hasta ese momento, todo era fiesta en las gradas del Cuscatlán, sobre todo las zonas desde sombra hacia platea. El grito de "¡Marte, Marte!" resonaba de nuevo, quizá como en aquel lejano 1985, cuando los "mustangs azules" consiguieron su último título de Primera.

Mientras la afición calera no llegaba ni a 200 personas, los hinchas bandera aparecieron para poner colorido y aliento. Vivieron una fiesta, pero el jaguar se las arruinó. El reto: Que el azul no se destiña en 2014. Que sigan apareciendo marcianos.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!