domingo, 2 de febrero de 2014

Negligencia es la palabra exacta

2 de Febrero de 2014 - Elisa Hernández


Y es que del diente al labio no pasa nada. Muchas conferencias de prensa se pueden hacer al inicio de los torneos, previo a partidos de “alto riesgo”, y las cosas siempre terminan ocurriendo: pólvora, pedradas -literales- entre los aficionados, y violencia entre jugadores y aficionados.

No es que sea cuento nuevo, porque esa historia que pasó el miércoles en el  Marte 1-3 Juventud Independiente, entre Christopher Ramírez y un aficionado marciano; ya la habíamos vivido antes en el Apertura 2008 en aquel FAS-Balboa, donde Alfredo Pacheco tuvo un altercado con unos aficionados. Lo de Ramírez fue un déjà-vu, y  no culpo al jugador porque no lo vivimos de primera mano; pero ¿por qué no aprender del pasado? Lo que pasa es que el salvadoreño - en general- es de poca memoria, y de ahí  la consecuencia.

Como somos tan predecibles, no faltará que hasta que un problema así se salga de los límites, entonces las autoridades saldrán cual Súperman a poner curitas a su negligencia.

Es negligencia por su descuido, porque nada cuesta mantener con seguridad a los jugadores. Creo que por sentido común, se sabe que en un partido los aficionados van a hacer catarsis de su día a día, a gritarle al árbitro, a desahogar las energías acumuladas. En lo mejor de un encuentro, ya están encendidos y esto puede pasar.


Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!