lunes, 17 de marzo de 2014

Hay partidos que se ganan con actitud y partidos que se ganan por aptitud. La diferencia es más que una letra. Si el derbi capitalino de ayer lo hubiera ganado Atlético Marte, hubiera sido porque manejó bien los tiempos cuando fue mejor en la cancha; pero como no sucedió así y lo ganó Alianza, lo ganó porque apeló a la actitud que le había hecho falta en los seis partidos que llevaba sin sumar de a tres.


Así, mientras los carabineros desperdiciaron por segundo partido consecutivo la ventaja en el marcador y continúan estancados en la tabla, los albos recuperaron la sonrisa al sumar de a tres y posibilitar que se empiece a armar un nudo desde la segunda hasta la octava posición.

Todo gracias a una muestra de más actitud. En comparación con el equipo que salió humillado de San Miguel hace dos semanas, el de ayer mostró varias novedades en el lado paquidermo. Nueva pareja de atacantes, puesto que Fraser fue titular por primera vez en todo el torneo, acompañado por Leví Martínez, además de la titularidad del defensa central Edson Meléndez, en detrimento de Marcelo Messías.

Pero la novedad más esperada y la que más atención despertó no fue otra sino el debut del portero mundialista sub-20 Rolando Morales. Luego de que Alejandro Curbelo aceptó que la meta les había dado problemas a lo largo del torneo y que aceptaron el regreso de Rafael Fuentes, la titularidad de “Rolo” era un examen de fuego para el guardameta, quien, sereno, respondió cuando fue exigido y demostró también que tiene su estrella aliada con la buena suerte en otra intervención.

Eso sí, cerca estuvo de estropearlo todo en su primera intervención. Sobre el minuto 2, un balón largo permitió a Franklin Lemus escaparse en solitario para ser detenido, que no atropellado, por Morales. El árbitro se llevó la mano al bolsillo y lo que alguno pudo haber temido que fuera roja acabó nada más en una amarilla. En susto.

Superado el instante de ansiedad del inicio del juego, Alianza se acomodó más rápido a la cancha que Marte. Apretaba la marca y se lanzaba con más vértigo que los propios carabineros en busca de la portería rival. Los pupilos de Memo, en cambio, no pusieron pie en el acelerador, como si el partido fuera para tenerlo guardado en congelador, y dilataban sus posesiones en más juego vertical que horizontal.

En ese devenir, el juego cayó en intensidad y ni siquiera el tanto que abrió el marcador le dio velocidad. Sobre el minuto 22, Christopher Ramírez aprovechó un globo que superó a toda la defensa alba para prender de primera y hacer inútil la estirada del meta paquidermo.

Si antes de la ventaja Marte jugaba con freno de mano, con ella terminó de atascarse. No le prestó la pelota a Alianza en el resto del primer tiempo, pero tampoco le encontró ni generó mayor fruto por contar con ella. Hizo que la afición blanca que sí entró al estadio (la Ultra se fue a la lomita y otro grupo se quedó afuera de “Vietnam”, en protesta por la prohibición de instrumentos) recriminara a su equipo y pidiera a Curbelo que saliera del banquillo, pero no tradujo eso en goles.

Y apareció Fraser

Fue entonces cuando la aptitud de Marte para empequeñecer a los albos al quitarles la pelota se vio superada por la actitud de los de Curbelo para hartarse de correr detrás de la misma. Recién iniciado el complemento, sobre el minuto tres, el uruguayo Christian Yeladián cayó en el área y el central se dirigió al manchón de penalti.

No se apuntó el charrúa al cobro, acaso aún por el recuerdo de los dos fallados ante Santa Tecla en la jornada 2, sino que la responsabilidad la tomó Fraser. Con un remate raso al rincón izquierdo detuvo el cronómetro que ya marcaba 347 minutos sin un gol albo y puso el empate en la pizarra.

Con las fuerzas equilibradas, Marte recurrió a un remate de Castellanos que “Rolo” rechazó bien y a un tiro dentro del área de Ramírez que se fue desviado.

Sin embargo, fueron los albos quienes encontraron de nuevo las redes del rival. Al '65, un nuevo centro de Yeladián sorprendió a la zaga marciana, que dejó pasar sin problemas a Fraser para meter un testarazo que se fue al fondo de la portería.

Despertó entonces el Marte y apareció entonces el mejor Morales. Tapó bien un nuevo intento de Castellanos desde fuera del área, en un desvío que también hubieran podido hacer Fuentes o “Cala” Bonilla; pero tapó aún mejor la siguiente: un cabezazo de Tejeda que picó y le pegó en el cuerpo, en un quite que demostró que tiene la estrella que no poseen los otros dos.

Marte empujó y aún tuvo otro remate de Érick Molina que tapó Morales sobre el minuto 80. Sin embargo, se le acabó el aire en la recta final del partido, en la que también los albos hicieron lo justo para dejar correr el tiempo y proteger su ventaja en el marcador hasta el final del juego.Despertó Sean Fraser y despertó Alianza, al imponerse 2-1 al Atlético Marte en el derbi capitalino. Los albos se vuelven a reencontrar con su vieja figura, que había estado ausente en casi toda la primera vuelta del torneo, en un momento clave cuando el cuadro elefante no lograba encontrar la fórmula que lo colocara nuevamente en la senda del triunfo.

Dos tantos del jamaicano bastaron para que el Alianza se quedara con el derbi, frenara la racha de seis partidos sin ganar y le devolviera la confianza al equipo para enfrentar con otra cara la segunda vuelta, en la cual todos buscan la clasificación. El equipo dirigido por Alejandro Curbelo encaraba al Atlético Marte con varios cambios: en el frente de ataque volvió Fraser a la titularidad, haciendo dupla con Levi Martínez; en la zaga vería su oportunidad Edson Meléndez y en la portería, Rolando Morales.

Alianza arrancó bien encuentro fabricando varias oportunidades con Fraser y Otoniel Salinas e Isidro Gutiérrez, pero poco a poco fue bajando intensidad, mientras el cuadro marciano comenzaba a rotar el balón en la zona media, aunque sin mayor trascendencia.

A los 22 minutos llegaría el único tanto para el equipo visitante, por intermedio de Cristopher Ramírez, quien no desaprovechó un balón que le quedó por el sector izquierdo para hacer daño con un disparo que se coló por el palo que correspondía custodiar a “Rolo” Morales.

El cuadro bandera continuaba sosteniendo el balón en su zona, mientras Alianza no se acercaba a presionar. Así se fueron gastando los minutos para ponerle fin a una primera mitad intrascendente.

En el segundo tiempo, Curbelo efectúa cambios: ingresa Jairo Araujo por Otoniel Salinas y Herbert Sosa por Levi (al ‘49). Con las modificaciones, Alianza ganó profundidad.

Al minuto 48 cae Christian Yeladián en el área y el central decreta la pena máxima. El encargado de efectuar el cobro fue el jamaicano.

Marte, por su parte, probaba con disparos de larga distancia que sacaban a relucir los reflejos del “Rolo”, quien lució más seguro luego del primer del gol.

Al ‘65, vuelve a aparecer Yeladián por izquierda, con un centro que Fraser convirtió en gol, al aniquilar de cabeza a Javier Gómez. Así, despierta la figura alba que no aparecía desde la primera fecha y con ello le devuelve la confianza al cuadro capitalino, que no da por perdida la clasificación.

Al final del encuentro, terminaron expulsados Rafa Fuentes y Marcelo Tejeda, por un altercado. Antes también había visto doble amarilla el marciano Henry Reyes (al ‘90).

En la siguiente fecha, los albos recibirán a la UES en el estadio Cuscatlán, mientras que el cuadro bandera visitará a Luis Ángel Firpo, en el Sergio Torres.

Cerró el partido la expulsión de Henry Reyes y una trifulca luego que dejó también expulsados a Marcelo Tejeda y Rafael Fuentes (sin jugar este último). Mala cara para el fin de la agonía de Alianza.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!