sábado, 10 de mayo de 2014

El pasado domingo un aficionado le lanzó un plátano, en un gesto racista, al jugador del F.C. Barcelona, Dani Alves, en el encuentro que visitaba al Villareal.




La reacción del jugador fue comerse el plátano y hacer caso omiso del insulto del seudo aficionado. Desde ese momento el virus de comerse un plátano invadió las redes sociales y el fútbol nacional no fue la excepción.

Cirrculó la foto de Henry Escobar, jugador de Atlético Marte, que en apoyo a Dani Alves y al estar en contra de gestos racistas, decidió unirse a esta campaña.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!