miércoles, 7 de mayo de 2014

Terminó la fase regular de la LMF y se viene lo decisivo. Atrás quedaron 18 fechas de un torneo que tuvo dramatismo en la tabla de arriba y también en la de abajo, la del descenso.

Y pasaron también rendimientos individuales. EDH se caracteriza por evaluar las actuaciones de todos los jugadores (que actuaron más de 20 minutos) con una calificación a criterio del periodista que cubre el partido. De todas las calificaciones en cada uno de los partidos, se realiza un “equipo ideal EDH” en cada jornada. Y tomando todas las jornadas se ha sacado el promedio y quedó establecido nuestro equipo ideal de la fase regular.

El portero de Santa Tecla, Elmer Iglesias fue el destacado en cuanto a mayores puntajes, aunque no fue el que recibió menos goles. Este halago le corresponde a Henry  Hernández, el guardametas de Metapán, quien lo siguió en el promedio de puntos, pero tuvo el menor promedio de goles en contra: 0,73 por juego.

Se estableció como parámetro un sistema táctico de 3-5-2. La línea defensiva de 3 se constituye con Kenny Lemus (Marte), Jimmy Valoyes (Dragón) y Miguel Ochoa Lemus (FAS). El caso de Lemus sobresale porque fue uno de los puntales de Marte en una campaña que estuvo lejos de las expectativas. Sin embargo, cumplió en su apartado individual. El colombiano Valoyes se constituyó en una garantía del fondo de Dragón, una de las revelaciones del torneo. El “Chalatío” Lemus , el mundialista Sub-20 se afianzó en la primera de FAS y es un jugador clave en el andamiaje del mejor equipo del torneo, dejando una senda por el costado izquierdo.

En la mitad de la cancha, una doble contención con Yuvini Salamanca, el equilibrio en la mitad de la cancha de Juventud. Sorprendentemente (por la campaña pobre del equipo) aparece un segundo jugador de Marte en el 11 ideal: Erick Molina, otro que cumplió individualmente su trabajo en los marcianos.

Oscar Cerén y Alex Larín se destacaron por las bandas. Ambos son dos valores de gran presente y enorme proyección en el fútbol salvadoreño. De un lado, toda la calidad del jugador opicano que sin la referencia de su hermano se ha convertido en uno de los líderes de Juve. Por el otro, la capacidad técnica y la extraordinaria pegada de Alex Larín lo han convertido en uno de los mejores jugadores salvadoreños.

El volante ofensivo Christian Sánchez Prette puso la calidad en un Águila que no tuvo respuestas futbolísticas para salir de una incómoda posición. Refuerzo de jerarquía que respondió en la cancha.

Arriba, no hay lugar para las dudas: los dos mejores jugadores del torneo según los puntajes. Williams Reyes, el veterano y vigente más que nunca se ha transformado en el goleador de la primera fase y fue el arma clave para que Dragón diera lucha arriba.

El boricua Héctor Ramos fue el de más alto promedio: 6.45 por partido, lo que habla de su enorme trabajo como jugador y goleador.Se podrá estar de acuerdo o no. Esto es apenas una visión periodística sobre el fútbol salvadoreño y sus mejores hombre
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!