martes, 3 de junio de 2014



Los estatutos de la FESFUT, avalados en 2010 por la asamblea general del fútbol, establecen que para que un dirigente pueda acceder a un cargo en el comité ejecutivo de la FESFUT debe comprobar pertenencia, al menos, por tres años ininterrumpidos en cualquier sector del balompié. Aparte de eso, no se deberá haber cambiado de equipo en los últimos dos años previos a la elección.

En asamblea de presidentes de la primera división, los dirigentes Jorge Rajo (vicepresidente de Alianza) y Hugo Carrillo (presidente de Atlético Marte) recibieron ayer el respaldo para representar a la primera división en el comité ejecutivo de la FESFUT para el período 2014-2018. 

Será en la asamblea general del fútbol nacional, que se celebrará el 31 de julio, cuando se defina qué cargos ocuparán en la dirigencia federativa por los próximos cinco años. “Agradezco a los compañeros por el apoyo. Hay que mantener juntas a las estructuras. Habría que trabajar para lograr mantener la presidencia”, apuntó Rajo, uno de los comisionados de la liga para la próxima gestión federativa. 

Los dirigentes fueron escogidos ante la presencia del segundo vicepresidente de la FESFUT, Rafael Calderón, y el jefe del departamento jurídico de la entidad federativa, Fredy Lizama. Ambos dieron fe del proceso de elección. 

Pero no todo fue fluido en el proceso. La sesión de presidentes de la categoría de privilegio para elegir a sus dos representantes en el nuevo comité ejecutivo de la FESFUT tuvo un retraso de más de hora y media, después de que fuera programada para las 6 de la tarde. 

Esto debido a que hubo una discusión para definir si el aún presidente de Luis Ángel Firpo, Carlos Méndez Florez (padre), podía ser parte de la elección.

El plantel pampero fue declarado descendido en la mesa de trabajo de la primera categoría a mitad de la semana pasada y luego fue notificado a la dirigencia de FESFUT. Sin embargo, el todavía titular del equipo pampero consideró que todavía podía ser parte de la asamblea de presidentes de primera división. Méndez defendió su postura ante la mesa de titulares de junta directiva pero no fue aceptada. Tuvo que abandonar la sala de sesión. 

“Han ignorado a Firpo en esta reunión”, fue lo único que declaró el dirigente antes de subir a su vehículo en el parqueo de la FESFUT.

Por aspectos de estatutos la primera división tiene derecho a dos representantes en el comité ejecutivo de la FESFUT, mientras que las Asociaciones Departamentales de Fútbol Aficionado (ADFAS) tienen tres, y la segunda y tercera división uno cada uno.
Considerados esos puntos, el presidente de Marte, Hugo Carrillo, aseguró que cumple con esos requerimientos para acceder al comité ejecutivo de la FESFUT en el período 2014-2018.

“Estoy en Marte desde 2011. Estuve primero con el equipo que tenemos en el sector aficionado. Soy propietario del 50 por ciento de Marte”, recalcó el directivo.

Carrillo fue electo el lunes por la noche, en asamblea de presidentes de primera división, para que represente a ese sector en el próximo comité ejecutivo de la FESFUT.

Sobre esto, Lisandro Pohl, presidente de Alianza, descartó cualquier intento de impugnación.

Y al respecto, el primer vicepresidente de la FESFUT, Rafael Calderón, aseguró que será responsabilidad de los dirigentes demostrar que están aptos para ocupar un cargo en el próximo comité ejecutivo federativo. “Quienes compitieron el lunes manifestaron cumplir con lo requerido”, detalló Calderón.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!