lunes, 25 de agosto de 2014

Había sido un juego insípido, de poco sabor y muchos méritos para no recordar. Y fue así hasta que apareció el gol y le dio sentido a lo que había sucedido hasta el momento. Alianza ganó 1-0, evitó un 0-0 consecutivo y Marte se quedó sin premio a su mejor disposición.

Danny Tórrez, y no uno de los mediáticos ni protagonista de portadas, apareció y se convirtió en protagonista. Cuando el reloj marcaba el minuto 89, un centro de Isidro Gutiérrez sobrevoló el área marciana, como muchos otros centros durante el partido. La diferencia fue que ese bajó a tiempo y encontró receptor. 

Apareció el lateral izquierdo albo para puntear al fondo, sacudir las redes y darle los tres puntos a los pupilos del uruguayo Alejandro Curbelo, ahora con los mismos puntos que Águila y Santa Tecla, todos a dos puntos del líder Dragón.

Y así, el derbi se rompió del lado blanco. Pese a que las mejores oportunidades durante el partido las habían tenido los carabineros, los albos sacaron fruto de su paciencia para quedarse con el triunfo.

Fue un triunfo de paciencia para los paquidermos. Luego de que durante la primera mitad se vio poco fútbol y mucho toque intrascendente, la segunda tuvo más intensidad para ambos equipos en la búsqueda del arco rival.

Apenas un cabezazo desviado de Maikon Orellana y un remate “mordido” de Christopher Ramírez fue lo que tuvo la primera mitad, en la que ambos equipos echaron en demasiada falta tener un “10” en su equipo: los marcianos porque juegan sin uno que haga la función y los paquidermos porque Yeladián continúa apareciendo solo a ráfagas, lo que, al final, dificulta y le da lentitud al juego albo.

Así, con la intermitencia del conducto de juego albo, Marte se vio más cómodo en la cancha del “Mágico”. Basculando con lo que podía producir Allan Fernández por izquierda la mayoría de las veces y las incursiones de Henry por derecha, el equipo bandera tuvo las mejores oportunidades en la primera mitad de partido.

Las mejores llegaron luego del minuto 40, que fue cuando los pupilos de Guillermo Rivera le metieron más fuerza a su acelerador y metieron verdaderos sustos a la afición aliancista, que vio un par de buenos remates de Escobar, uno directo al cuerpo de Óscar Arroyo y el otro unos centímetros sobre el horizontal.

Los albos tuvieron la suya, gracias a una falta de Keny Lemus sobre su excompañero Érick Molina en el borde del área. Ahí, en el límite que marca el que una falta sea tiro libre o penalti, cayó Molina y ahí la pateó Yeladián para dar en el blanco del horizontal y despertar el encuentro de cara a la segunda mitad del encuentro.

En busca de un héroe



La segunda mitad del encuentro se mantuvo en pausa hasta el minuto 57, cuando el marciano Manuel Otero (quien había ingresado en lugar de Milton Rodas al medio tiempo) prendió un balón de primera desde fuera del área y Arroyo lo salvó con una estirada por bajo.

Apenas unos segundos antes, en el cuadro albo había ingresado Rodolfo Zelaya, quien regresó a las canchas tras pagar su sanción de un año por participar en reuniones para amañar partidos de selección nacional. Los blancos buscaban el héroe que les desanudara el juego pero fue Marte el que casi encuentra el triunfo. Y eso pese a que al minuto 58 se quedó con uno menos en la cancha por la expulsión de Fernández.

Empero, pese al hombre de más, Alianza no se vio como dominador de las acciones ante su rival. De hecho, cada ataque marciano daba más sensación de peligro, por lo organizado de la llegada de los pupilos de Memo, que los pelotazos buscando el error de la zaga marciana que intentaban los albos, quienes rozaron el tanto en dos oportunidades: primero con un chispazo de Yeladián, que se sacó a tres y prefirió ver si se podía meter al arco con todo y pelota en lugar de tocar a un jugador abierto; y luego, al '87, en un balón que Fito madrugó a Lemus y Gómez pero su remate sin ángulo quedó botado enfrente del arco.

Tras ese susto, llegó el tanto de Tórrez, preciso en el momento y efectivo en la ejecución, para empujar el balón al fondo y poner los tres puntos en la bolsa de Alianza. Todavía tuvo Marte un chance, en un balazo de Rojas que Arroyo sacó bien, seguido del tiro de esquina al que hasta llegó Javier Gómez a buscar el cabezazo y que derivó en un rechazo con doble oportunidad blanca: primero cortada por una barrida de NFL de Gómez y después con un remate de media cancha de Yeladián que no bajó lo suficiente. Toda la emoción para el final. Los puntos para el Alianza nada más.

Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!