miércoles, 15 de octubre de 2014

Ante la preocupante escasez de puntos de la que adolece el Atlético Marte, tres directivos del equipo carabinero se presentaron  al entrenamiento para hablar con siete jugadores. El lunes, ya se había sostenido una reunión con el técnico Memo Rivera, donde se confirmó su continuidad en el club azul. 


Santos Chavarría, vicepresidente; Romeo Blanco, gerente; y Félix Guardado, representante legal, acudieron al estadio Cuscatlán a la práctica y citaron por turno a los nacionales Mario Castellanos, Wílbert “Pava” Reyes, Javier Gómez, Henry Reyes y Allan Fernández, así como a los colombianos Marcelo Rojas y Carlos Parra para hablar en privado con cada uno.

“Es evidente la preocupación de la directiva, estamos a un punto del último lugar, hemos perdido partidos como con FAS en los últimos minutos, con Metapán en la manera que perdimos, y lógicamente se está apelando al esfuerzo que debe hacer la gente con más tiempo en el equipo y más rodaje”, dijo Blanco, el único que habló.

“Deben comprometerse y sumar en San Miguel el domingo. Cualquier resultado entre empatar y ganar es bueno, porque luego vendrá Pasaquina al Cuscatlán”, especificó.

Marte lleva sin ganar seis fechas, y dos sin sumar. “La junta directiva no vino a recriminar nada, sino a darles confianza”, afirmó  Blanco.

“Todo es para bien del grupo, la directiva habla con uno para que mejoremos y hablemos con el resto del grupo”, reaccionó el volante Henry Reyes.

EXIGEN A LOS FORÁNEOS

A los dos jugadores colombianos, únicos extranjeros del equipo, se les llamó por una razón aparte, explicó Blanco.

“Se les ha hecho saber que el extranjero en El Salvador debe marcar la diferencia con los nacionales y ellos no la están haciendo.  En este momento se necesita que todos nos esforcemos, incluso la  directiva”, dijo.  

“Si uno no rinde, en todas partes te van a pedir más. Marcelo (Rojas) viene de una lesión pero estamos trabajando duro para aportar al equipo”, dijo Parra.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!