domingo, 9 de noviembre de 2014



En los alrededores del estadio Barraza, había mucho ambiente de carnaval. Pero este se quedó afuera, porque adentro estaban los mismos de siempre. “El 50+1” apenas eran el 50 por ciento de la capacidad del estadio y que terminaron molestos con el resultado, abucheando al equipo que aplaudieron en el medio tiempo, cuando iban ganando.




Marte, que no pasa por sus mejores momentos, siempre sabe complicar a los emplumados en su estadio y esta vez no fue la excepción. Con un sistema ordenado tácticamente, pero con cierto encierro atrás y atacando en base al contragolpe.

Ante esto, Águila tomó la iniciativa y generó algunas aproximaciones que les hicieron falta profundidad. Hasta que llegó el minuto 13, cuando de un saque de banda, posteriormente se vino un centro por la derecha de Sean Fraser, al área, que el brasileño Calheira definió de cabeza, sobre segundo poste.

Era un gol que daba cierta tranquilidad a los emplumados, quizá demasiado, pues la ventaja solo les duró solo siete minutos. En el 20’, un atenimiento defensivo, en que toda la línea baja se quedo parada, permitió que Tejeda entrara al área y asistiera a Carlos Parra, para que anotara la paridad. Los defensas del equipo migueleños esperaban a que se sancionará una posición adelantada, pero ambos jugadores marcianos habían entrado habilitados.

Otra vez emparejados en el marcador, se pusieron parejos con la dinámica del partido. Pero Águila volvió a hacer daño con el juego aéreo esta vez, por medio de Eder Arias, quien cabeceó e hizo difícil de atajar para Gómez, con la estirada, tras un centro por la izquierda.

Para el segundo tiempo, los marcianos se vieron obligados a adelantar líneas, arriesgando más en ataque, para intentar volver a empatar el partido. En ese momento, los migueleños perdieron marca en el medio campa y se convirtieron en cómplices de la mejoría marciana, aunque sin tener claridad de gol.

Sin embargo, los marcianos se vieron complicados con la expulsión de Allan Fernández, por doble amonestación, a los 74’. Pero la virtud de los marcianos fue de no bajar los brazos, a pesar de algunos sustos que aguantaron con los tiros desviados de Calheira y Bautista, quien había llegado en el segundo tiempo.

El premio por la perseverancia marciana llegó al 90’, con un tiro libre de Henry Reyes, por la izquierda, y el cual terminó en el fondo de la red, auxiliada por un mar de piernas que solo hicieron fintas para que Villalobos se perdiera con la visibilidad y atajar ese disparo, que cortó el vuelo emplumado.

Águila la tuvo y la dejo ir. Al minuto noventa, los marcianos lograron empatarles el partido (2-2), con el que se quedan estancados en la cuarta posición, peligrando en salir de zona de clasificación al cierre de esta jornada 15.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!