lunes, 9 de marzo de 2015


Lo hizo vía penal, en un partido bastante parejo, y sobre un Atlético Marte que cada vez se hunde más. Ahora está a cuatro puntos abajo del noveno lugar en la tabla acumulada, el Pasaquina.

El cuadro marciano no jugó mal, pero de nuevo padeció los pecados de siempre, de todo el torneo, descuidos atrás y falta de definición. Así es difícil poder sumar siquiera un punto.

Y es que la diferencia la hizo un penal, cobrado por Meme González, cometido por Wilson Rugamas, fabricado por Wilma Torres.

Torres, volante de Dragón, se sacó a un rival, y luego recortó sobre Rugamas en el área. Este llegó tarde a la acción, se vio sorprendido por el cambio de dirección del rival y lo trabó sin querer. Era penal, claro, obvio, y no dudó en pitarlo el réferi.

El meta y capitán de Dragón engañó a su colega marciano para convertir sobre el 30' el tanto que haría la diferencia.

Hasta antes de eso, el partido no solo fue parejo, sino que fue incluso Atlético Marte el que estuvo más cerca de abrir el marcador.

Primero ocurrió sobre minuto 12'. Un error de Valoyes le permitió a Edwin Sánchez ingresar solo y contra el meta al área. De manera increíble, tiró el balón por las nubes. Poco después, fue Bladimir Osorio, uno de los centrales, quien despejó la pelota poco antes de que traspasara la línea de gol. Fue en una jugada rápida, en la que habilitaron a Léster Blanco. Este entró al área pero le cubrió bien el ángulo el meta González, quien alcanzó a desviar el remate y a quitarle potencia.

Le faltó suerte al Marte, en ese primer tiempo, y más concentración, porque después llegaría el tanto de Dragón, que se crecería con la ventaja.
En ese crecimiento tuvo mucho que ver también el ingreso de Jhonny Ríos en la media cancha, por Aurelio Vásquez.

Ríos robó muchos balones, desahogó la salida de los escupe fuego, se entendió muy bien con Torres por la derecha y hasta llevó peligro. Fue un pulmón en el medio campo para los locales.

Pese al dominio, el equipo de Memo Rivera en realidad tuvo pocas llegadas de peligro en el resto del partido. Un remate de Fraser sobre el 36', otro por el 75', ambos fáciles para Javier Gómez. Un cierre en barrida de Irza Santos, otro remate de este sin mucho poder, de las pocas ocasiones.

Del otro lado, Marte se fue quedando sin ideas, sin capacidad de llegada. Ingresó el entrenador Fernández a Martín García, pero poco o nada al ataque. La más clara la tuvo Asprilla, el central, en un tiro libre, pero aparentemente le afectó el sol, y en vez de rematar al arco, lo hizo hacia atrás. 

También estuvo cerca Léster, pero a la hora de tirar del gatillo, a metros de la línea de gol, le desviaron el balón hacia tiro de esquina. 

Marte se está condenando poco a poco, por sus propios errores, porque Pasaquina ya aprendió a ganar en el torneo y le siguen abriendo brecha de a poco. Por su parte, Dragón quiere crecer y ser protagonista en el torneo. Está bastante lejos de meterse en el problema del descenso, pero también de luchar por la clasificación. Sin embargo, tiene muchos partidos para intentar esto último.

La nave agarró fuego. El Marte se complicó en un partido en el que fueron superiores en el segundo tiempo, pero no supieron aprovechar su buen momento, por lo que el resumen del partido es simple: Dragón aprovechó la única manera de romper un 0-0 clavado: con un penalti.

En un principio ambos equipos lucieron su miedo. De parte del Marte por las razones obvias en su problema con el descenso, mientras que el Dragón parece buscar más no terminar en los últimos lugares que pelear por la clasificación.

Durante los primeros minutos no había insinuación alguna de parte de estos dos equipos, cuando había proyección para irse al frente preferían resguardarse en jugadas hacia el centro, manteniendo el balón en la mediacancha.

Dragón logró sorprender en un pase a profundidad a Sean Fraser, quien quedó en solitario frente a Javier Gómez, y tras quitarse la marca del portero definió con estilo. Empero fue anulado por supuesta posición adelantada. Eso fue lo único que mostraron los mitológicos.

El Marte aprovechó el poco juego que mostraba el conjunto mitológico para acercarse a la meta, pero no fue por méritos propios, sino por un error de Aurelio Vásquez, que estuvo cerca de marcar.

Vásquez la dio comprometida al centro, donde la interceptó Edwin Sánchez, y con toda la meta a disposición elevó la pelota por encima del travesaño.

Tras ese primer intento la visita se animó y nuevamente fue a través de “el Inter” Sánchez, quien puso un buen pase para Léster Blanco dentro del área, la definió por debajo del cuerpo de González, que la alcanzó a tocar. La pelota perdió impulso y llegó con debilidad a la línea de gol, justo donde Bladimir Osorio la sacó para evitar el tanto carabinero. Hasta ahí llegó el impulso del Marte, que no volvió a ver una jugada interesante en el resto del partido.

Mientras, el Dragón aprovechó la más clara. Al '29, tras una falta a Wilman Torres, Meme tomó la responsabilidad del penalti y ejecutó al centro, con fuerza, para el 1-0.


Con la ventaja 1-0, el cuadro migueleño tomó con más tranquilidad las cosas. El Marte, inexplicablemente, no mostró chispa, esperando que en el segundo tiempo las cosas cambiaran. No cambiaron, como tampoco hoy su situación en la tabla.

Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!