lunes, 27 de abril de 2015

Atlético Marte sufrió momentos difíciles el pasado domingo en el partido que enfrentaron a Santa Tecla, en el Estadio Las Delicias. Los marcianos por momentos rozaron el descenso, pero consiguieron rescatar el juego, quedarse con la victoria y mantenerse con la esperanza hasta la última jornada.

Uno de los que más colaboró en esta hazaña marciana fue Léster Blanco. El delantero logró anotar un doblete que le dio la victoria a su equipo.

“Es cuando más necesitaba el equipo, yo necesito estar trabajando, quería jugar y se me dio la oportunidad. Ahora estoy respondiendo.  Esto es un paso, estamos igual, nos falta un partido y yo me voy a matar igual”, dijo  Blanco.

Blanco tiene claro que con la victoria solo ha conseguido prolongar el desenlace del descenso. Pero confía que con más trabajo, puede alcanzar la permanencia en primera división el próximo domingo.

“Después de saber el resultado, nosotros sabiendo el resultado adverso teníamos que meterle. Se dio y se me dio a mí. Todavía no es momento de celebrar, no lo estoy haciendo. No queda más que trabajar esta semana, meterle huevos y jugar con los dientes apretados para el otro partido, esperando que se nos dé la oportunidad de ganar”, explicó.

El delantero de Atlético Marte también habla de los momentos complicados que han vivido dentro del equipo, pero sigue firme con el deseo de aportar para ayudar con la permanencia marciana.

“Han sido días difíciles después de todo lo que pasó, lo que los medios hablan a mí no me interesa, yo no meto la cara por nada. Yo me quedo callado pese a lo que esté pasando, no me interesa, yo trabajo. Quería jugar más, he jugado poco este torneo, ahora es cuando más necesita el equipo y aquí quiero estar. Solo queda una fecha para demostrarlo”, finalizó.


Atlético Marte ha vivido momentos difíciles en la presente campaña. Sin embargo, ayer fue uno de los juegos de mayor sufrimiento para los integrantes de la escuadra bombardera.

Dentro de la cancha se podía ver cierta desesperación en Atlético Marte, sobre todo en momentos que estaban abajo en el marcador y Pasaquina vencía a Metapán. Pero si hubo alguien que sufrió de principio a fin, fue el técnico Daniel Fernández.

Fernández fue uno de los más activos en el juego entre Santa Tecla y Marte. Pocas veces decidió alejarse del área técnica, desde donde gritaba, se lamentaba y daba indicaciones, algunas veces acompañado por Ricardo Guevara Mora.

Dos momentos vivió Fernández entre el dolor y la gloria, el primero cuando el sonido local anunciaba que Pasaquina estaba ganando a Isidro Metapán, el técnico marciano tomaba su cabeza y se lamentaba. El otro fue con el segundo gol de Mark Lester Blanco, Fernández explotó, pero sin mayor celebración. Ingresó a la cancha, llegando muy cerca del área grande a dar indicaciones a Carlos Ayala y compañía.

“Le pedí disculpas al cuarto árbitro, no es que uno quiera ganar de cualquier manera, quería dar indicaciones a los jugadores para que ellos se ordenen. Sabíamos que estábamos jugando contra el equipo que va liderando el torneo, no era un equipo que no sabe jugar al fútbol” explicó Fernández sobre el incidente.

Con el marcador a su favor, Daniel Fernández continuaba viviendo uno de sus juegos más difíciles, siguiendo cada jugada, dando indicaciones a sus dirigidos, llegando cuanto más cerca podía. En el tiempo adicional, volteaba hacia el árbitro administrativo y cuestionaba que no llegaba el término del partido. Con el pitazo final, respiró, se dio la vuelta y se dirigió a la entrada del camerino para saludar a sus jugadores.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!