lunes, 25 de abril de 2016



Alianza goleó a un Atlético Marte cuyo fuelle solamente le duró la primera mitad; para el segundo tiempo llegó a regalarse y para colmo de males quedó con diez hombres por tonta expulsión de Olivier Ayala.

El primer tiempo fue equilibrado, ambos equipos se alternaron el dominio para protagonizar un primer tiempo entretenido.

Marte mientras está cero a cero es capaz de hilvanar buenas jugadas pero solamente hace falta un gol en contra para que el equipo se caiga anímicamente y quede a expensas del rival. Ayer sus jugadores dieron una muestra de ello y parece que no tienen conciencia de que se están jugando la categoría y hacen las cosas sin ponerle empeño y con una parsimonia que da pena. Ese no es el Marte o al menos esos jugadores no representan una divisa digna de mejores elementos pues ni siquiera muestran amor propio. No obstante la primera parte quedó empatada a cero goles y daba la sensación de que un gol a su favor podría estimular un poco a los azules, pero fue al revés.

Se jugaban 46 minutos cuando Alianza abrió el marcador, resultaba esperado como que si los jugadores azules habían ido a dormir al camerino y prolongaba la modorra en la cancha.

Así el colombiano Óscar Guerrero aprovechó un centro pasado desde la banda derecha y sin marca abrió la cuenta. Marte pudo empatar pero Cristian Gil Mosquero no quiso hacerlo, se encontró con una pelota atrasada y con la mayor apatía hizo el remate a la manos del arquero. Posteriormente Olivier Ayala se hizo expulsar para dejar a su equipo en inferioridad de condiciones, así lo dejaba listo para la goleada.
Alianza siguió llegando una y otra vez y solamente por la falta de definición no caía el tercero, pero a los 69 minutos Herbert Sosa se encontró una pelota dentro del área y de zurda la clavó en el segundo palo.
A estas alturas a los jugadores del Marte les importaba poco su suerte y jugaban a lo que salía.
Así llegó el tercer gol cuando el colombiano Oscar Guerrero fue habilitado, Manuel López lo fue a marcar de manera tan ingenua que le hizo un sombrerito y antes de que cayera la pelota remató para fusilar a Salinas. Pero faltaba el cuarto gol de Herbert Sosa ante la indolencia de los defensas marcianos, que contemplaron como colocaba la pelota en el segundo palo.
Solamente faltó que se apartaran.
Sitio de Atletico Ma
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!